I     Campus para la Creatividad
        Facultad de Arquitectura UV    
I              

“Algo huele mal en Chiloé”, el documental que denuncia el daño ambiental en Ancud

31 May 2021

La vida, lucha y motivación de los habitantes de Puntra, localidad ubicada en lo profundo de Ancud donde instalaron el vertedero, es el foco central del cortometraje “Algo huele mal en Chiloé”, dirigido por Sara Montoya, alumna de tercer año de la Escuela de Cine, que fue exhibido en el Festival Internacional de Cine de Puerto Montt.

Oriunda del archipiélago, Sara llegó a estudiar a Valparaíso, según explica, con el objetivo de “entender el cine como un medio de masas y ponerlo disposición de los territorios y conflictos, convirtiéndolo en un medio de difusión y comunicación. La idea es visibilizar el conflicto del vertedero y la resistencia de la comunidad que coexiste con esta gran maquinaria y la indiferencia del resto de la gente y la comodidad que le retiren su basura”.

“Este corto busca una tributación al territorio, de forma personal y profesional, para retratar y visibilizar las problemáticas que se dan en territorios tan aislados y silenciados como Chiloé, con la necesidad de exponer este conflicto. El santuario contaminado está muy cerca de donde vivimos en Ancud y era muy necesario accionar para protegerlo”, comenta.

Sara cuenta que ha seguido el drama de la basura desde hace un tiempo: “sabíamos que el vertedero iba a colapsar hace muchos años, no lo había hecho y ahora simplemente buscaron otro lugar, improvisando, no hubo voluntad política de encontrar un mejor lugar para la basura, ya que se requiere tiempo, estudios de impacto ambiental y la aprobación de la Superintendencia de Medio Ambiente”.

La estudiante comenta que “el corto es un llamado de alerta a todos para concientizar que la basura no desaparece afuera de las casas o cuando la recoge el camión, hay que hacerse cargo de estas situaciones, ya que el medioambiente está afectado por el consumo. Este primer documental ha tenido una buena acogida, hemos podido conversar con la gente, debatir en torno al tema y ponerlo en la palestra política”.

Sobre su realización, Sara cuenta que “se hizo en tiempos de Covid, con reuniones individuales, nunca hemos estado con toda la comunidad, pero ha sido enriquecedor compartir con la gente que nos abrió sus puertas para trabajar desde el activismo ambiental en la defensa del archipiélago que está amenazado con iniciativas extractivistas y evitar que se convierta en un polo de generación energética”.

El corto es un extracto de un proyecto mayor llamado “Me verás contaminar”, largometraje sobre el conflicto de la basura en el archipiélago. Al respecto, Sara indica que “como equipo nos interesa proteger el espacio sagrado y prístino de la isla que tiene muchas amenazas. Es necesario protegerlo y el cine es un medio de difusión que puede contribuir a visibilizar el conflicto”.

“Hay que poner atención a los mecanismos públicos como las alertas sanitarias, permiten saltarse las leyes. No pueden existir estos resquicios legales que permiten tal devastación, debemos defender el medio ambiente o puede ser muy tarde para reaccionar. Hay que movilizarse ahora y  aportar desde donde uno puede”, precisa.