I     Espacio para la Creatividad
        Facultad de Arquitectura UV    
I              

Rodrigo Vargas, el profesor de Diseño que es campeón nacional de bicicross

22 Dic 2021

Rodrigo Vargas es diseñador industrial, doctor en Sociología y académico de la Escuela de Diseño UV, pero su pasión es el bicicross. Lo practicó en la década de los 80’, en el apogeo del deporte en Chile cuando el país fue sede del campeonato mundial en 1988. Hace un año, un amigo le comentó que la disciplina aún se practicaba y decidió retornar a las pistas. Este 2021 se coronó campeón nacional del torneo más importante de la especialidad, con siete fechas que se disputaron en San Antonio, Conchalí, Viña del Mar, y una fecha especial denominada Gran Nacional, también en Santiago.

Su categoría denominada Dinosaurios es la transición para los veteranos que se reeincorporan al deporte o padres que recién empiezan a competir junto a sus hijos. El 2022, como campeón, competirá en la categoría Expertos cruceros 50 y + años. “Para mi sorpresa, el deporte estaba vivo y mantenía algunos de esos valores de antaño como la familiaridad y el compañerismo, por eso me sentí atraído a practicar competitivamente”, explica.

El profesor cuenta que “el bicicross nació en Estados Unidos en los años 70 y casi en paralelo fue traído a Chile por corredores de motociclismo de la época. En su origen fue como una escuela para el motocross, pero con el transcurrir del tiempo adquirió identidad propia. Se usan bicicletas sin amortiguación y sin cambios a través de pistas de tierra de unos 350 a 400 metros de largo y consiste en desarrollar destrezas para sortear obstáculos y saltos en grupos de ocho corredores. Es un deporte que implica fuerza, equilibrio, potencia y estrategia de carrera, es muy completo y entretenido. Por sus diferentes niveles y categorías es idóneo para practicarlo en familia”.

Según cuenta Vargas “el bicicross es uno de los deportes que más campeones mundiales ha dado al país. Ha sido gratificante ser reconocido en este esfuerzo y recuperar la memoria de la competencia y el cariño que le tengo a la bicicleta como artefacto. Como diseñador industrial, esta experiencia me ha permitido revisitar el mundo de este increíble vehículo, y descubrir el cambio que ha experimentado en estas casi cuatro décadas”.

“Hoy las bicicletas son verdaderas máquinas de competencia con aleaciones de materiales compuestos de última tecnología: aluminios, titanio o carbono, a diferencia de las que usábamos en los 80’ que eran bastante básicas. Hoy hay un mundo de desarrollos mucho más sofisticados y accesibles. También las pistas, la ropa y hasta la alimentación es más especializada”, asegura.

Durante la competencia, el profesor no está solo: “En esta idea loca de correr bicicross nuevamente, me acompaña mi hija Gala, de 5 años de edad, quien obtuvo un sexto lugar en el ranking acumulado del año, pero más allá de los resultados, lo importante es tener un proyecto familiar conjunto que disfrutar y sobre el cual acercarnos como familia.

Mientras se prepara para su calendario de carreras del 2022, Vargas releva la importancia del deporte: “cualquier actividad humana puede contribuir a hacer de un académico, un mejor académico, ya que estas comunidades más exclusivas y especializadas son excelentes laboratorios para la observación social y cultural de nuestros contextos”.