Estudiantes de Arquitectura analizan la pendiente y su importancia para Valparaíso

Taller integrado.
La pendiente y el pie de cerro fueron las temáticas centrales de la entrega de taller integrado para estudiantes de primer año de la escuela de Arquitectura, correspondiente al segundo semestre del 2018, que se exhibe en el exterior del Laboratorio de Artes Experimentales Juan Araya de la Facultad de Arquitectura.

 

Cerca de 85 alumnos presentaron sus proyectos reflejados en las láminas y maquetas, las cuales conviven con las denominadas actividades del hacer, que tienen un aspecto más técnico relacionado con los materiales, con temáticas constructivas, con la experimentación de la forma y el espacio, y la localización.

Gonzalo Herrera, profesor y coordinador del primer ciclo señala que la actividad “recoge todo lo que ha sido el taller integrado de primer año, incluyendo todos los módulos que buscan reflejar todas las competencias y actividades que los estudiantes han desarrollado durante el semestre”.

“Realizar el montaje donde se presenta la exhibición de los trabajos es  muy importante debido a su envergadura y la cantidad de estudiantes. El objetivo es que se constituya en una obra de experiencia para los alumnos y para el resto de la facultad. Nuestras entregas siempre han tenido ese componente de tener presencia espacial y ocupar los patios de la facultad. Nos negamos a estar en un interior o una sala, porque nos interesa mostrar los trabajos y hacerlos visibles a la comunidad”, agrega.

Luego del montaje, la muestra recibirá la visita de comisiones de académicos de toda la escuela para que posteriormente el grupo de profesores del taller, integrado por el propio Herrera, junto a Alexander Garrido, José Sánchez, Claudia Fullerton, Maciel Pérez y José Tapia entreguen la evaluación final.

En cuanto al concepto central de la muestra, el profesor Herrera explica que “la temática era trabajar el pie de cerro en Valparaíso. Habíamos hecho trabajos territoriales, en bordes costeros y con el paisaje, pero esta vez decidimos incorporar la ciudad y analizar la experiencia de la pendiente y su significado, tanto para Valparaíso, como para los estudiantes, para quienes es clave realizarlo en primer año”.

Herrera añade que “la presentación del taller es individual, vinculando los aspectos técnicos y constructivos, donde cada alumno debe entregar las láminas correspondientes, la maqueta del proyecto en cartón, una serie de cortes con experiencias de materiales y otra serie de cortes de plumavit a una escala mayor”.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile