Laboratorios de arcilla y fotografía inauguran muestra en Escuela de Diseño

Sala Rojas.
Una muestra que resume gran parte del trabajo de un semestre de los alumnos de diversos niveles que integran los laboratorios de arcilla y fotografía de la Escuela de Diseño fue inaugurada en hall de acceso a la Escuela, espacio conocido como la Sala Rojas, en honor al maestro Sergio Rojas. La exposición estará abierta al público durante diciembre.

 

El laboratorio de fotografía, compuesto por dos niveles, está dividido en documental y estudio e iluminación. Flavia Michell, profesora del laboratorio, explicó que “la muestra se trata de una serie de piezas conceptuales, donde los estudiantes usan focos y flashes, incorporando la iluminación para darle un aspecto distinto a la idea que están trabajando”

Mientras que en cuanto al documental, la profesora asegura que “la idea es hacer el seguimiento de un tema. Primero trabajaron con la luz buscando un lugar y viendo cómo iba cambiando a distintas horas del día y en distintos días. También realizaron series de fotografías con un tema, buscando una característica especial, documentando temáticas como la arquitectura, la ciudad y las personas”.

El laboratorio, que ya tiene seis años de realización, con cerca de diez alumnos entre tercero y cuarto este 2018, exhibió además referencias de la fotografía en general, como cámaras análogas con películas y trabajos de fotografía estenopeica, que es el proceso de construir una cámara de cartón para hacer una foto.

Arcilla a 1.230º

En tanto, el laboratorio de arcilla, integrado por unos treinta alumnos, expuso una colección de piezas entre cabezas, móviles sonoros, esculturas y cilindros, realizados a una temperatura de 1.230 grados Celsius.

Moira Gubernatis, la profesora del laboratorio, señaló que la muestra “resume piezas únicas como las cabezas hechas con la técnica de bloque, realizadas a muy alta temperatura, donde la posibilidad de quebrarse es muy elevada, por lo que es casi un milagro que hayan sobrevivido y se puedan exponer”.

En cuanto al trabajo de los móviles, Gubernatis añadió que “los alumnos de primer año usaron la técnica de caída libre, utilizando una tira de barro a la cual se le va dando curvatura. Este proceso genera la posibilidad de realizar un estudio sobre la materialidad del barro y lo que se puede lograr, como ver si se triza, si tiene plasticidad y finalmente si se convierte en un móvil sonoro”.

Sobre las esculturas, la profesora indicó que son “trabajos realizados en trozos de placa, lo cual busca que los alumnos se expresen mediante la técnica serigráfica de depositar las piezas ya cocinadas dentro de tintas oleográficas de color para armar un marmoleado”.

“Finalmente expusimos los cilindros donde los alumnos practican el tema de textura, incorporando flores, helechos o elementos naturales como conchas y piedras, a los cuales se les aplica óxido metálico para darle volumen y profundidad, finalizando con esmalte transparente aplicado a alta temperatura”, agregó.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile