Profesoras de Diseño buscan preservar y difundir tecnologías ancestrales de colección textil

Investigación.

Preservar y difundir tecnologías ancestrales, aportando pertenencia, territorialidad y registro para las nuevas generaciones de profesionales y creativos que abordan el ámbito textil es el objetivo del trabajo que realizan las profesoras que integran el Observatorio de Innovación Textil y de Vestuario CEITEX de la Escuela de Diseño, Marinella Bustamante, Patricia Günther y Ana María Iglesias, como parte de la investigación denominada “Estudio analítico de la colección textil arqueológica Chile Momia”, que se encuentra en el Museo de Historia Natural de Valparaíso.

 

Junto a la recientemente titulada diseñadora Bianca Ojeda, que se unió al grupo cuando era alumna tesista, las profesoras buscan poner en valor la colección textil arqueológica desde la perspectiva del diseño, presentando una metodología que el equipo investigador ha denominado “Del objeto al Contexto”, con el fin de esbozar el significado cultural a las piezas analizadas.

Parte de los hallazgos y estado de avance fueron expuestos por las profesoras en el propio museo, donde dieron a conocer el trabajo que desarrollan sobre la base de tres piezas de un total de quince por analizar, las cuales pertenecen a una colección completa integrada por 141 piezas donadas en 1947 por el comandante Horacio Arancibia Lazo, que datan del año 1450 DC, provenientes de la Cultura Arica.

Al respecto, Patricia Günther señaló que se encuentran “analizando piezas etnográficas pertenecientes a culturas vivas de Bolivia, México y Chile, junto a piezas arqueológicas precolombinas de la cultura Arica. Una de las principales piezas que hemos estudiado es un unku, o especie de poncho, que no está en el mejor estado de conservación y que desde un principio estuvo asociado a una momia de origen femenino, pero que por su tipo de construcción hemos llegado a la conclusión que tiene que haber sido masculina”.

También han realizado investigación de chuspas, talegas y costales que son contenedores de distintos tamaños, con formato y objetivos diversos, que servían para transportar hojas de coca, granos y elementos para las ofrendas rituales. Al respecto, Ana María Iglesias señala que “este proyecto de investigación busca convocar a otros actores, como nuestra diseñadora recién titulada Bianca Ojeda, exalumnos, expertos en tejeduría o alumnos en práctica, lo que genera una sinergia de personas y permite que la información se pueda compartir”.

La profesora explica que “la investigación se relaciona con el sesgo de nuestra disciplina, con la parte textil de la Escuela de Diseño UV y su componente técnico y tecnológico que siempre ha tenido, lo cual nos permite observar la fibra, la coloración y la tejeduría. La idea es reconocer el contexto, yendo desde el análisis del objeto hasta dilucidar el entorno que rodeaba su uso, la función que cumplía, lo que sucedía en aquellos años, sus condiciones y su morfología”.

“Nos interesa que esta información que hemos generado en base al estudio de esta colección se dé a conocer, lo cual es el objetivo del Comité de Conservación y del Observatorio Textil. Siempre hay una mirada hacia lo propio, al territorio, a lo nuestro, ya que buscamos construir una docencia con nivel de autoría, con generación de conocimiento que luego queremos llevar a nuestras clases”, agrega.

La colección bajo estudio no está disponible en la actualidad para exhibición al público, algo que podría cambiar, según explica Marinella Bustamante: “A partir de todo este trabajo de investigación, el museo se encuentra evaluando la posibilidad de mostrar la colección a público. Ya escribimos un artículo para la revista ‘Anales’ del museo y la idea es plasmar todo el resultado de este trabajo en un libro”.

La académica asegura que “esta investigación se ha podido desarrollar a partir de la vinculación entre el Museo de Historia Natural de Valparaíso y la Escuela de Diseño, representada por el Observatorio de Innovación Textil y de Vestuario CEITEX, además del apoyo constante de Lilian López, encargada del Departamento de Arqueología del Museo, pero también con el apoyo constante de alumnos de tesina y de título o de primer año, con lo cual se fue generando un trabajo colaborativo”.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile