Académica de Teatro UV será jurado en concurso de dramaturgia del Teatro Nacional Chileno

Astrid Quintana.

Astrid Quintana, académica y coordinadora de la mención de Dramaturgia de la Escuela de Teatro UV, fue convocada para integrar el jurado del concurso de dramaturgia de obras en pequeño formato “Delirios en cautiverio”, organizado por el Teatro Nacional Chileno (TNCH), entidad que se encuentra conmemorando sus 79 años de vida artística.

 

La profesora, que forma parte del Centro de Investigaciones Artísticas CIA-UV donde desarrolla el proyecto Dramaturgias Posibles, señala que la invitaron “para aportar una perspectiva regional al concurso”.

“Esta convocatoria nacional surge en contexto pandémico, donde las trabajadoras y trabajadores de las artes escénicas nos encontramos muy afectados. Ya somos un sector precarizado y nuestro trabajo se instala principalmente en la relación con el otro, en lo social. Entonces, las cuarentenas, los confinamientos, el distanciamiento social afectan directamente nuestro arte”, agrega.

El jurado que seleccionará las siete obras ganadoras está integrado además por Ana Harcha, académica de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile; Nona Fernández, actriz, dramaturga y novelista; Guillermo Ganga, diseñador y Cristian Keim, director, ambos del TNCH. Los resultados se publicarán el 17 de agosto.

Respecto al equipo, la académica comenta que “es un honor, una experiencia muy grata y enriquecedora. Nona Fernández y Ana Harcha son grandes dramaturgas y artistas chilenas, mujeres que admiro. Además, contar con la experiencia de Guillermo Ganga y Cristian Keim, todas y todos, parte importante de la escena teatral chilena”.

El eje de la convocatoria, Delirios en cautiverio, da cuenta del estado y sentir de muchas personas en este momento histórico, marcado por el reciente Estallido Social. “Con el levantamiento popular estábamos absolutamente situados en la esfera pública. Hoy día hay un posicionamiento forzado en la casa, como dispositivo de confinamiento, y aparece una transgresión de lo íntimo que está siendo bien complicada” menciona Astrid, situación que podría considerarse distópica, como las obras que ha escrito y dirigido en Teatro Provincia.

Bola de Sebo (2013) y El Sauce (2017) son distopías que instalan la idea de crisis social. La primera es un cautiverio futurista en el marco de la guerra por el agua, y la segunda hace referencia a una catástrofe desconocida donde un grupo de personas se encuentran aisladas, por elección, de quienes aceptaron ser reubicados.

Astrid afirma que “como país, desde octubre del 2019, y ahora con la pandemia, estamos viviendo en un estado de crisis que ha modificado toda nuestra forma de accionar y de pensarnos. Para el teatro significa un remezón. Este tiempo puede ser una oportunidad para que como artistas podamos plantearnos inquietudes, cuestionar discursos, replantearnos estéticas, problematizar nuestros contextos. El concurso invita a situarse desde ahí para la creación.”

Fueron 360 textos los recibidos. Los siete seleccionados serán llevados a escena entre 2020 y 2021, constituyendo una obra conjunta articulada desde la perspectiva del delirio. Ahora están en pleno proceso de lectura y conversación previo a la selección, haciendo de la crisis un espacio de crecimiento y creatividad para todos los participantes, independiente de los resultados.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile