Rodrigo Cepeda: “La acreditación de Cine valida nuestra propuesta formativa y el rigor con que trabajamos”

6 años.
Seis años de acreditación obtuvo la carrera de Cine de la Universidad de Valparaíso en su primer proceso de certificación. Les fueron otorgados por el Consejo de Acreditación del Área de Artes y Arquitectura de la Agencia Acreditadora de Chile A&C, que validó el trabajo de la unidad académica en las tres dimensiones que evalúa actualmente la Comisión Nacional de Acreditación, que son los propósitos de la carrera, las condiciones de operación y los resultados y capacidades de autorregulación.

Así, la carrera de Cine de la UV es la primera del país en lograr tan alta acreditación. Hasta ahora la carrera con mayor acreditación era Cine y Televisión de la Universidad de Chile, con cinco años.

 

Al respecto, Rodrigo Cepeda, director de la Escuela de Cine, explica que “para la escuela es un momento importante porque se valida nuestra propuesta formativa y da cuenta del rigor con que se trabaja en la escuela. Lo que se acredita es nuestra forma de enseñar el cine en el Chile de hoy, entregando a la sociedad los profesionales que necesita nuestro país y América Latina. La formación del cineasta es compleja y hemos materializado esta certificación en las tres líneas curriculares como son teoría, los oficios del cine y los talleres”.

“Se revisaron todos los procesos de la escuela, porque esta acreditación apunta al plan de estudios y su ejecución. Estamos cumpliendo quince años, nos encontramos en una etapa de consolidación del modelo académico y de gestión, pero ahora viene el desafío de desarrollo. Estamos trabajando en un postgrado, pero apuntamos a un modelo más complejo de desarrollo, aportando al crecimiento del área de las artes en la universidad y esta acreditación lo refleja”, añade.

Consolidación académica

El Comité de Acreditación de la Escuela estuvo dirigido por el profesor Sergio Navarro, e integrado por Gustavo Celedón, Luis Meneses y Luis Ortega. Navarro asegura que la acreditación es “la consolidación académica, demuestra que la escuela tiene un sustento fuerte y que se encuentra a la altura de las mejores carreras en la UV. Para el medio implica lo necesario que es pasar por la academia y mejorar calidad del cine. Nosotros queremos sostener teóricamente el cine. No solo en el hacer, sino también reflexionar, ya que el cine debe tener un reconocimiento académico”.

Claudio Pereira, académico, encargado de vinculación de la escuela y director artístico del Festival Internacional de Cine de Viña del Mar, indica que “la acreditación significa validar la apuesta de un proyecto regional que ahora tiene una relevancia nacional, porque coloca a las artes en igual características que las ciencias exactas u otra disciplina de la academia”.

“El trabajo de gestión ha sido profundizar los nexos con instituciones pares o afines que tienen una mirada desde las artes al cine, como las universidades París 8, de la Plata, Nacional Autónoma de México o el Instituto Nacional Superior de Artes Escénicas de Bruselas en Bélgica, lo cual es coherente además con la dirección artística del FIC, o la línea de proyecto educativo con los nueve años del Festival de Cine de Estudiantes Secundarios, la vinculación con corporaciones culturales, instituciones y con el medio audiovisual nacional, lo cual nos convierte en un proyecto más densificado y coherente”, agrega.

En tanto, el profesor Marcelo Raffo, a cargo del área extensión de la escuela, señala que la acreditación “es una validación de los atributos que están referidos a una visón sobre el modo de concebir los ámbitos del cine y  una forma de pensar la realidad, así como la estrategia de realizar obras cinematográfica, el conocimiento técnico y del oficio”.

Raffo añade que “ahora necesitamos fortalecer nuestra estructura para desarrollarnos acorde a la expectativa que genera esta acreditación. El prestigio que adquiere la escuela debiera significar un impulso que  permita nuestra consolidación, profundizar todos los vínculos que se abren, así como los nexos internacionales y las vinculaciones regionales”.

Ámbito de cine

Según explica el director Rodrigo Cepeda, las proyecciones de la escuela, a partir de la acreditación, son potenciar lo que denomina el ámbito del cine. “Si bien es cierto, somos pregrado, a la vez somos más que eso. La escuela es un ámbito del cine, con vinculación, investigación y producción. Estamos ejecutando un protocolo de producción con exalumnos, profesores y funcionarios, para realizar películas”.

“Estamos insertos en un sistema de arte con tres ejes fundamentales como academia, producción y crítica. La escuela produce todos los años cuarenta ejercicios audiovisuales, el año pasado hicimos un largometraje, hemos realizado documentales y series de tv, más de sesenta exalumnos tienen reconocimiento en el medio y lideran proyectos de producción a nivel nacional, es un futuro muy promisorio, que además recoge la herencia de Aldo Francia en Valparaíso”, agrega.

Cepeda además agradeció “a la comunidad de la escuela, al comité acreditación, a los  alumnos que están comprometidos, ya que todos aportamos, en especial agradecer también a la UV, a la Dirección de Calidad, a las unidades centrales. Este logro mancomunado es de la escuela, de la Facultad de Arquitectura, de la Vicerrectoría Académica, del Comité de Desarrollo Docente y de las autoridades”.

El director añadió que “para nuestros estudiantes este paso significa seguridad en el proceso de enseñanza-aprendizaje, en nuestro modelo y en el punto de vista sobre el cine y la formación académica, porque se ha reconocido y validado nuestra capacidad de desarrollo”.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile