Escuela de Arquitectura conmemoró sus 60 años

Reconocimiento póstumo a Gitano Rodríguez.
Con la entrega de un reconocimiento póstumo a Osvaldo “Gitano” Rodríguez, recibido por su viuda Silvia Rühl, la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso conmemoró sus sesenta años en una emotiva ceremonia que contó además con las conferencias de los arquitectos Javier Corvalán, de Paraguay, y José Román, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Talca, junto con la distinción a alumnos destacados y la interpretación de la obra musical “Sin título”, a cargo del destacado pianista Aníbal Correa.

La ceremonia estuvo encabezada por el prorrector de la UV, Christian Corvalán; el secretario general, Osvaldo Corrales; el decano de la Facultad de Arquitectura, Juan Luis Moraga, y el director de la Escuela de Arquitectura, Marco Ávila.

La Escuela de Arquitectura UV es considerada la continuadora de la carrera de Arquitectura que se dictó en la Facultad de Arte y Tecnología de la Universidad de Chile, sede Valparaíso, cuyos orígenes se remontan al año 1957, a partir de la creación del curso de Arquitectura dependiente, en ese entonces, de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile.

Los 60 años

Marco Ávila, director de la Escuela de Arquitectura UV, señaló que “estos sesenta años llegan en un momento en que han sucedido eventos como que la Bienal vuelve a Valparaíso y se reactivan una serie de lazos con otras escuelas y unidades académicas, estrechando vinculaciones entre estudiantes y académicos. Eso nos permite orientar el futuro de la Escuela en relación a los proyectos y compromisos que ha adquirido”.

“En edad la Escuela nos supera a todos los que formamos parte de ella y en el último tiempo hemos hecho los esfuerzos por visibilizar el quehacer académico que es el mismo que ha tenido siempre. Eso ha generado que se nos conozca en función de todos los lazos y los nuevos vínculos que hemos establecido los últimos años”, explica.

En tanto, Juan Luis Moraga, decano de la Facultad de Arquitectura, explicó que “esta conmemoración es una gran alegría, porque en países como el nuestro este número no es menor y marca un hecho singular. La escuela se ha sostenido en base a acreditaciones internacionales y nacionales, tiene el patrimonio de haber sido parte de la Universidad de Chile, pero también tiene el acervo de la vinculación con la ciudad, desde donde intentamos mirar el mundo, con una postura local”.

Mientras que Christian Corvalán, prorrector UV, indicó que “para la institución es muy relevante que una escuela tan importante cumpla sesenta años. Forma parte de las escuelas fundantes de la Universidad de Valparaíso, heredera de la Universidad de Chile, y es considerada emblemática porque ha estado en permanente contacto con el desarrollo local de Valparaíso”.

“No hay que olvidar que fue en las propias aulas de la Escuela de Arquitectura UV donde se inició la discusión de Valparaíso como ciudad patrimonial a cargo de la profesora Myriam Waisberg, lo cual finalmente se concretó, siendo un valiosísimo aporte para la Universidad, y especialmente para la ciudad y el país”, agregó.

El arquitecto imaginario

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia fue la entrega de un reconocimiento póstumo a Osvaldo “Gitano” Rodríguez, exalumno de la escuela, el que fue recibido por su viuda, Silvia Rüh, quien expresó que “él se fue muy frustrado de la facultad por el hecho de no llevarse bien con los cálculos. Siguió persiguiendo la idea, la transformó, la unió con el dibujo y la convirtió en esta imagen de la casa transparente y el habitante imaginario, que fue algo muy típico del Gitano”.

El reconocimiento fue entregado como parte del proyecto que lleva a cabo el colectivo La Casa Transparente, presidido por Rühl, que busca generar una intervención poética y lumínica en la ciudad. Al respecto, Marco Ávila indicó que “es un reconocimiento cuyo afán es retribuir y posicionar a Osvaldo como exalumno, pero también como arquitecto imaginario”.

Mientras que el prorrector Christian Corvalán aseguró que “es una alegría para la UV porque lo sentimos muy cercano y muy nuestro. Desde la vuelta a la democracia la Universidad ha hecho distintos reconocimientos al aporte del Gitano en materia cultural. Sentimos que con esto la escuela también está saldando una deuda que el país tiene en conjunto con una generación de estudiantes y profesores que vieron alteradas sus rutas de desarrollo natural en la universidad”.

Estado del arte

Otro de los momentos especiales de la ceremonia fue la presentación de los arquitectos Juan Román Pérez, exalumno UV, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Talca y encargado del pabellón chileno en la última Bienal de Venecia 2016, junto con el arquitecto paraguayo Javier Corvalán Espínola, quien ha colaborado con la Escuela de Arquitectura de América Latina y el Caribe Isthmus y la Escola Da Cidade de São Paulo. Actualmente es docente en las facultades de Ciencias y Tecnología y de Arquitectura de la Universidad Católica de Asunción.

Durante sus exposiciones, ambos se refirieron el estado del arte de la disciplina a través de sus experiencias profesionales y académicas, generando un espacio de conversación y reflexión con los estudiantes y académicos. Al respecto, Juan Román señaló sentirse honrado con la invitación: “Me titulé el año 1983 y dicté ayudantías hasta el año 1985, por eso es bonito que me hayan invitado a esta ceremonia de conmemoración de los sesenta años a mostrar lo que he hecho en este tiempo”.

“Exponer en esta actividad es fantástico, me acuerdo que debo haber estado en tercer año cuando se celebraban los veinte años de la Escuela, cuando estaban preocupados de cuál era el logotipo, entonces debo haber tenido 22 años, ahora tengo sesenta y dos, y participar de esta oportunidad es muy emocionante”, agregó.

Para su colega Javier Corvalán, ser expositor en la ceremonia fue “un honor, un gusto de tener la posibilidad de participar de esta actividad, me siento muy agradecido. Sesenta años no es poca cosa y, sobre todo, tratándose de una institución de una ciudad como Valparaíso, con un acervo y una tradición cultural sin igual”.

Alumnos destacados

Durante la ceremonia se entregaron diversas distinciones a alumnos de la Escuela. Como parte del Equipo CAP fueron distinguidos los estudiantes Felipe Díaz Steel, Oscar Ávalos Carvajal, Simón Córdova Ramos y Tamara Ansaldo Salinas. Mientras que por su participación en la reciente Bienal de Arquitectura recibieron distinciones Matías Ferrando Morales, Stefano Sciaraffia Henríquez, Rodrigo Díaz Carrasco, Eduardo Arias Letelier, Mia Sue Carrere Carvajal y Alejandro Serrano de Ferrari.

Finalmente, como parte del Premio Abrilar Sustentable por la propuesta Espacio Vecinal Multipropósito fueron distinguidos los alumnos Macarena Cantillano Choque, Katherine Corro Guerra, Katherine Olguín Navea y Rodrigo Ibacache Alvarez.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile