Violencia en el pololeo y discriminación, las nuevas temáticas del FESCIES 2017

28 nov al 1 dic.
Celulares, tablets, cámaras no profesionales, micrófonos improvisados. Todo sirve para contar una buena historia audiovisual. Esa es la esencia del Festival de Cine de Estudiantes Secundarios, FESCIES, organizado por la Escuela de Cine de la Universidad de Valparaíso, que este año se realizará entre el 28 de noviembre y el 1 de diciembre, con una selección oficial de cincuenta y un cortometrajes realizados por estudiantes de séptimo básico a cuarto medio a nivel nacional que competirán en las categorías de ficción, documental y animación/experimental.

El certamen, que recibió más de cien trabajos de estudiantes de enseñanza básica y media de diversas comunas del país, será inauguro este martes 28 de noviembre, a las 17 horas en la sala Rubén Darío del Centro de Extensión y Comunicaciones de la UV, con la exhibición de la película chilena "Mala Junta" de la directora Claudia Huaquimilla, quien posteriormente formará parte de un conversatorio.

 

Como parte de su programación el FESCIES incluye una serie de talleres de miércoles a viernes, desde las 10 horas sobre oficios relevantes en el cine, como maquillaje, efectos especiales, montaje y guión. También se exhibirán franjas de películas nacionales e internacionales, junto con la competencia de cortometrajes.

El cine como herramienta formativa

Carolina Astudillo, directora del FESCIES 2017 señala que el evento “es un proyecto formativo con dos grandes áreas. Lo que se ve primero es el certamen, la competencia, pero previo a eso hay un todo trabajo intensivo de talleres de realización en los colegios. Partimos en marzo insertando la metodología que se genera en la realización cinematográfica para fortalecer herramientas y valores en los estudiantes”

“Planteamos el cine como una herramienta metodológica para que los alumnos abran su forma mirar el mundo, los colegios se concentran en ciertas asignaturas y los alumnos cada vez tienen menos horas para pensar, nos insertamos en esos espacios, para que tengan otra visión y no solo estén aprendiendo contenido de memoria”, agrega.

La directora del FESCIES asegura que “no buscamos formar cineastas, sino personas pensantes. Nuestro objetivo a través del festival es formar audiencia, un público crítico, para que en el futuro sean observadores, reflexionen sobre su entorno y propongan cosas distintas”.

Creación y narración

Sobre las actividades paralelas a la competencia, como los talleres y exhibiciones de películas, Carolina Astudillo indica que “no nos interesa que desarrollen lo técnico, porque para ellos prender una cámara o usar un software de edición es muy fácil. Sí nos interesa que ocupen estos insumos de manera creativa y narrativa, en el fondo buscamos que los niños piensen”.

Sobre las principales temáticas recibidas este año, la directora añade que “los trabajos que quedaron en competencia hablan de visiones personales del mundo y nos llamó mucho la atención recibir películas que hablan de la violencia dentro del pololeo o la discriminación, porque ese es el contexto hoy de los niños”.

“El festival trabaja con colegios de localidades lejanas, es la realidad de los jóvenes de todo Chile, porque hicimos una selección amplia. Es interesante que la gente observe eso, siempre nos quejamos que los jóvenes no hacen nada, pero aquí si lo están haciendo. En estas obras ellos hablan directamente de sus problemáticas, no hay intermediarios, por eso, este festival es una instancia muy especial, porque no solo es para ellos, sino para nosotros, para el público general que a veces nos olvidamos que fuimos jóvenes”, agrega

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile