Corto de exalumno de Cine competirá en selección oficial del FIC Valdivia

“Fletas, sucias, pero ni tan malas”.
Una pareja de chicas que no tienen dinero para una operación deciden comenzar una escalada de violencia en una especie de delirio terrorista. Quieren abandonar el país, pero también destruirlo. Ese es el argumento central del cortometraje “Fletas, sucias, pero ni tan malas”, dirigido y producido por Gonzalo Díaz, titulado de la Escuela de Cine UV, cuyo trabajo competirá por el mejor corto latinoamericano en la Selección Oficial del Festival Internacional de Cine de Valdivia, que se realizará entre el 9 al 15 de octubre.

Gonzalo Díaz, quien se tituló este año, realizó el cortometraje con su productora Lluvia Acida, en un rodaje que comenzó en agosto del año pasado y finalizó en enero del 2017, con locaciones en Concón, Reñaca, Viña del Mar y Valparaíso. La película fue coproducida por la Escuela de Cine UV, unidad que apoyó la realización con la entrega de equipos y la sala de montaje.

Sobre su participación en el FIC Valdivia, explica que “cuando nos avisaron no lo podíamos creer, nunca nos imaginados quedar en Valdivia, porque es un festival con un prestigio ganado. Postulamos al Sanfic, al FIC Viña y a otros festivales internacionales, donde no quedamos. Curiosamente fuimos aceptados en Valdivia y estamos muy contentos con poder mostrar el trabajo”.

En cuanto a la producción, Díaz asegura que fue “bien espontánea y tal vez un poco improvisada, aunque considero que en cine se puede improvisar muy poco. Es el grupo de amigos con los que siempre trabajábamos cuando éramos estudiantes. El equipo técnico está integrado además por exestudiantes, gente de la productora con los que siempre hemos trabajado y alumnos de primeros años que quisieron colaborar para esta producción”.

El director y productor añade que “todo partió desde el guión, el cual fui estructurando en base a los elementos que podía contar. El rodaje tuvo muchas locaciones y escenas, donde la mayoría de las veces no teníamos presupuesto, por eso se extendió tanto en el tiempo. En ese sentido, es necesario destacar el compromiso del equipo técnico, el elenco, la producción y todos los que formaron parte del corto”.

Respecto a la participación en el FIC Valdivia Díaz señala que “la expectativa fundamental es posicionar a mi productora Lluvia Acida. Para nosotros la instancia de exhibición en festivales de esta categoría tiene esa función y por supuesto también para lo obvio, es decir, que se vea la película, que se comente y difunda”.

“Como estamos recién iniciándonos en esto, nos interesa posicionar Lluvia Acida, porque tenemos otros proyectos en carpeta, por eso, tener una plataforma como el FIC Valdivia exhibiendo nuestro primer corto responde a la necesidad de dar a conocer nuestra productora”, explica.

Ese nuevo trabajo, grabado durante este año, se llama “Hasta ahora nuestra política funciona” y se encuentra en plena etapa de montaje y edición, el cual también contará con el apoyo de la Escuela de Cine UV. De hecho, para Díaz, es el camino a seguir por las nuevas generaciones de cineastas.

“Para quienes tienen interés en generar colectivos de producción cinematográfica, ese debería ser el horizonte. Lo ideal es de crear una agrupación productiva es que se posicione en el medio, generando una plataforma para producir obras, porque  el cine es bastante caro”, aclara.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile