UV rindió emotivo homenaje a Miguel Lawner por su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos

En Rubén Darío.
En reconocimiento a su compromiso y acción por la defensa de los Derechos Humanos, la Universidad de Valparaíso rindió un especial homenaje al arquitecto Miguel Lawner, quien fue director de la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU) durante el gobierno de la Unidad Popular hasta el golpe de Estado. La actividad se realizó en el marco del Foro Ciudadano 2017, organizado por el Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales.

El acto tuvo lugar en la sala Rubén Darío del Centro de Extensión UV, y contó con la asistencia del rector de la casa de estudios, Aldo Valle. Asistieron asimismo Osvaldo Corrales, secretario general de la UV; Juan Luis Moraga, decano de la Facultad de Arquitectura; Gonzalo Lira, director de la Escuela de Psicología; Cristián Figueroa, director de la Escuela de Teatro; Juan Sandoval, director del referido Convenio de Desempeño; Manuel Cárdenas, director del Centro de Estudios Interdisciplinarios sobre Cultura Política, Memoria y Derechos Humanos de la UV; Ana Becerra, directora de la Fundación por la Memoria de San Antonio; Sergio Vuskovic, exalcalde de Valparaíso, y Esteban Rodríguez, exdelegado regional de CORMU en Valparaíso.

 

Ximena Faúndez, académica de la Escuela de Psicología e integrante del Centro de Estudios Interdisciplinarios sobre Cultura Política, Memoria y Derechos Humanos, fue la encargada de presidir el panel que presentó a Miguel Lawner, siendo acompañada por Juan Luis Moraga y Ana Becerra. En su intervención, la profesora Faúndez destacó que el reconocimiento académico a Miguel Lawner se basa en “su destacada trayectoria profesional e intelectual”, a la vez que tuvo el objetivo de “brindarle un reconocimiento político y ético por su compromiso y constante lucha por la defensa de los Derechos Humanos en Chile”.

Ximena Faúndez presentó una reseña biográfica del arquitecto, quien estuvo apresado en diversos centros de detención y posteriormente exiliado a Dinamarca; desde el extranjero y luego de su retorno en los años 1980, ha continuado trabajando en proyectos de arquitectura social, así como investigando y denunciando las violaciones a los Derechos Humanos ocurridas en dictadura en nuestro país.

Por su parte, Ana Becerra abordó los valores personales y profesionales de Lawner, y relató cómo fue la participación del arquitecto en la recuperación del exbalneario popular de Rocas de Santo Domingo como Sitio de la Memoria. Luego, el decano Juan Luis Moraga se refirió a su trabajo como arquitecto y urbanista, subrayando su permanente preocupación por la arquitectura social, por la inclusión del ciudadano en todos los proyectos de desarrollo, elemento más bien postergado en el marco del actual desarrollo inmobiliario.

Luego de las intervenciones, Ana Becerra y Juan Luis Moraga entregaron sendos obsequios a Miguel Lawner, a continuación recibió, de manos del director de la Escuela de Psicología, el nombramiento de Profesor Honorario de la Facultad de Medicina, en reconocimiento a su alta jerarquía intelectual, científica y artística.

Miguel Lawner

La ceremonia continuó con la intervención de Miguel Lawner, quien se declaró conmovido por todas las palabras dichas en su honor, a la vez que destacó que este reconocimiento reafirma su voluntad de seguir poniéndose “siempre al servicio del ser humano y no del lucro”.

Luego de saludar a los numerosos estudiantes presentes en la ceremonia y a sus amigos y colegas, procedió a leer lo que tituló “Historia de un arquitecto obstinado”. Allí, presentó un recuento histórico de la obra de Salvador Allende, para llegar a lo que fueron los balnearios populares, que con la dictadura terminaron siendo convertidos en campos de concentración, como lugares de instrucción para agentes de la DINA y la CNI e incluso vendidos algunos de ellos.

“Todo el sueño se desmanteló con el golpe”, indicó, y en el país se impuso el modelo neoliberal, que tras 17 años de dictadura y 27 de gobiernos democráticos, aún persiste. En el campo de la vivienda, lamentó que hoy no exista en Chile ninguna planificación y que todas las decisiones del sector están en manos de la empresa inmobiliaria, lo que implica que las ciudades crecen en exclusión, discriminación, dispersión urbana y, por consiguiente, infelicidad. Por ello, dijo, la demanda por la vivienda debe convertirse en una demanda social, tal como lo ha sido con la educación gratuita o el fin de las AFPs. “Los ciudadanos ‒afirmó‒ tenemos la obligación de imponer el bien común”.

Deuda pendiente

Consultado Miguel Lawner sobre la deuda pendiente que tiene Chile en relación a la reparación por las violaciones a los Derechos Humanos cometidas en dictadura, el arquitecto señaló: “Yo francamente, lamentablemente me convenzo cada día más de que la así llamada transición en nuestro país fue un verdadero pacto, que permitió efectivamente dejar impunes a los verdaderos autores de todos los crímenes y las barbaridades que se cometieron. Si no, es inexplicable”.

Añadió un ejemplo muy actual: “Mira la situación que nos ocurre en estos momentos: un juez declara con todo el detalle la investigación que ha hecho y acusa a los trece culpables del bárbaro suceso en que asesinaron a Rodrigo Rojas de Negri y quemaron a Carmen Gloria Quintana y los abandonaron. Y una diputada ‒no sé si diputada o candidata a diputada‒ sostiene que eso es mentira porque está probado que los muchachos andaban con unas bombas molotov en sus mochilas… O sea…”.

Por ello, concluyó: “En resumen: como consecuencia de esta transición tan ambigua, la verdad es que los conceptos fundamentales, la obra fundamental de la dictadura en este país, no han sido definitivamente derrotados. Por desgracia subsisten en pie. En consecuencia, iniciativas como la que hoy tenemos aquí, por mucho que sea yo personalmente en quien se personifica la distinción, son una gran contribución a la verdad histórica, porque es una tarea permanente de todos los días. No podemos vacilar, los derechos humanos no se pueden dar por logrados; todos los días tenemos una deuda pendiente y tenemos que esforzarnos por hacerlos respetar”.

Homenaje

El homenaje a Miguel Lawner consideró además de esta ceremonia, la presentación de la obra teatral “Rocas”, en la Sala Negra de la Escuela de Teatro UV, y la mesa Teatro y Memoria, que tuvo lugar por la tarde en la sala Rubén Darío, con participación de Cristián Figueroa, director de la Escuela de Teatro UV; Millena Grass, profesora de la Escuela de Teatro de la Pontificia Universidad Católica de Chile; Nancy Nicholls, profesora del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Marcia Martínez, profesora de la Escuela de Teatro UV.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile