Académica estrena su ópera prima en Festival de Teatro Clásico de Almagro, España

Tania Faúndez.
La obra “Auto sacramental La Araucana”, dirigida por Tania Faúndez, académica de la Escuela de Teatro UV, fue seleccionada para participar en Almagro Off: 7° Certamen Internacional para directores de escena noveles, en el marco de la 40 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, representando por primera vez a Chile en este certamen de competencia internacional, que se realiza este miércoles 26 de julio, en el Teatro La Veleta.

El “Auto sacramental La Araucana” es una pieza de teatro religioso datada del año 1621, nunca antes representada en Chile. Se conserva en un manuscrito anónimo en la Biblioteca Nacional de España en Madrid. Su argumento alegórico presenta una versión a “lo divino” de la mítica elección de Caupolicán como Cacique de Arauco, inspirado en la epopeya, de título homónimo, La Araucana de Alonso de Ercilla de 1569. Durante siglos, el auto fue atribuido a Lope de Vega, sin embargo, su última edición crítica, se le atribuye a Andrés de Claramonte.

 

Al respecto, la académica Tania Faúndez señala que “es gratificante haber sido seleccionados en este certamen internacional, principalmente porque es mi ópera prima. Estar en el Festival de Teatro Clásico de Almagro es un honor y significará un gran aprendizaje para toda la compañía. Tenemos mucha ilusión de poder ganar este certamen. Y bueno, de no ser así, poder proyectar la obra de manera internacional, de todos modos”.

Teatro del Nuevo Mundo

Sobre sus expectativas, la académica y directora espera “visibilizar de forma internacional el trabajo que realiza nuestra novel compañía, Teatro del Nuevo Mundo (2016), sobre todo, en relación a un género que es prácticamente desconocido en nuestro país y Latinoamérica: el auto sacramental, trabajado desde una perspectiva del sincretismo”.

“El objetivo es poder encantar y deleitar al público español e internacional que asiste al Festival, con una puesta en escena que se hace cargo del mestizaje de sus intérpretes, ya que no es naturalista ni folklórica, quienes declaman en verso castellano polimétrico y llevan un vestuario de inspiración barroca latinoamericana, en que se exaltan los brillos, encajes, plumas y simbologías mapuche; una puesta en escena que bebe de la cultura mapuche (ulkatun y purrun) para evocar a un teatro ritual y sincrético, al tiempo que expone el inicio de la Guerra de la Arauco y personajes mapuche míticos omitidos por la escena teatral chilena: Caupolicán, Colocolo, Tucapel, Rengo, entre otros”, asegura.

La directora añade que la obra surge “a partir de la tesis doctoral de mi hermano, Rodrigo Faúndez, quien edita, de forma crítica y con un nuevo estudio filológico, el manuscrito, el cual durante siglos fue atribuido a Lope de Vega. Su investigación, en base a una comparación métrica, se la atribuye a Andrés de Claramente (2013)”.

Sincretismo mapuche-cristiano

Tania explica que la versión del texto que trabajaron fue más breve que el original y se cambiaron algunas palabras, como "mapuche" en vez de "indios", integrando otras como "peuma", "pillan", "meli witran mapu", "Kallfulikan", "catuto", "muday".

“Es una obra de teatro de religioso que presenta una versión "a lo divino" de la mítica elección de Caupolicán como toqui del pueblo mapuche, escrita por un español, que presenta y exalta personajes alegóricos: Caupolicán-Cristo; Fidelfa-María-Machi; Colocolo-San Juan Bautista, Rengo-Demonio. Nosotros tomamos estos elementos y lo  presentamos desde el sincretismo mapuche-cristiano”, indica.

Independiente del resultado en el certamen español, la obra ya tiene algunas presentaciones confirmadas a su regreso a Chile. “Estamos en conversaciones con otros espacios para futuras funciones de la obra en otros espacios, tanto en Santiago como en regiones y estamos trabajando en una posible itinerancia por la región de la Araucanía”, agrega.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile