Laboratorio de Cerámica expone muestra que resume trabajo de dos años

En biblioteca de Facultad.
Una muestra que resume el trabajo de dos años se encuentra realizando el Laboratorio de Cerámica de la Escuela de Diseño, en la biblioteca de la Faculta de Arquitectura. La exposición incluye trabajos como luminarias, murales modulares, juegos de té y loza, objetos escultóricos, ofset, marionetas y objetos de luz.

El Laboratorio de Cerámica es dirigido por la profesora Moira Gubernatis, quien junto a sus estudiantes explora diversas posibilidades y experimentaciones con el material. Según la académica la cerámica tiene algunas características como la plasticidad, la acústica y la aislación que permiten a los alumnos hacer prototipos donde los desarrollan la creatividad, aspecto necesario para hacer innovaciones en productos.

La académica explica que “la presente muestra incluye la incorporación de diversas técnicas, relacionadas con el uso de esmaltes y la resistencia de los materiales a distintas temperaturas, de esa forma se puede apreciar un trabajo con moldes preexistentes y otros originales a los que se van sumando dibujos, óxido, pigmentos, y esmaltes transparentes”.

Neoartesanía

Moira Gubernatis añade que el objetivo fundamental del taller “es que los alumnos vean todas las posibilidades que tiene la cerámica para solucionar problemas. Es lo que llamo neoartesanía, una especie colaboración entre el diseño y la artesanía tradicional, que va combinando todo el sentir del alma el espíritu y creatividad de la artesanía con este concepto solucionador de problemas reales que tienen los diseñadores en su formación purista. Es el encuentro del alma del artesano, guiada por el diseñador”.

Gubernatis, que tiene estudios de cerámica en Nueva York y Grecia, explica que “la cerámica es un proceso lento, no se puede apurar, los estudiantes han hecho joyas, filtros de agua, jardineras, muros vegetales, entre otros. Es muy interesante, porque es algo que viene de la tierra, una especie de barro que se vuelve resistente al entrar al horno, donde cambia su composición química y se convierte en un material increíble, incluso resistente al agua”.

Por eso cree que la combinación de diseño y cerámica puede dar grandes resultados. “El diseño es el resultado final de un proceso cuyo objetivo es buscar soluciones a un problema, por eso es súper bueno aplicarlo en la cerámica, porque siempre hay que estar resolviendo problemas, que no se trice, que haya mucha alquimia, química, y conocer los materiales para hacer fórmulas”.

“El éxito de la cerámica tiene no tiene que ver con el tiempo, por lo menos no con el moderno, porque uno se mete en el barro y es sanador, limpiador, exige un ritmo distinto, aunque hagas cosas industriales, se trabaja con la serenidad, la paciencia, la calma, es maravilloso. Incluso, podemos llegar a construir piezas únicas, personalizadas para consumidores sustentables, porque la cerámica se enfoca en el material”, asegura.

 
 

Facultad de Arquitectura
Universidad de Valparaíso
Chile